• ecO3pure

El Lavado con agua ozonizada

Tras descargar el pescado del barco y una vez adquirido por el mayorista o exportador, éste procede a un lavado para eliminar las mucosidades externas del producto y proporcionar una buena presencia al pescado (brillo, coloración, etc…).


Siendo el agua utilizada susceptible de contaminación, un tratamiento de ésta con Ozono destruirá eficazmente los microorganismos existentes, aportando más oxigeno a un agua con muy poca recirculación. Además, al permanecer el agua constantemente limpia y transparente, puede reducirse el número de renovaciones de agua.


Al baldear con agua ozonizada, los operarios notarán que les desaparecen las callosidades de las manos y el olor a pescado. Además, evitarán la absorción de los trihalometanos generados como consecuencia del Cloro contenido en el agua de red.


A nivel industrial, el Ozono es utilizado para la depuración de moluscos (almejas, mejillones,…) desplazando al cloro. De este modo se obtiene una mayor rapidez de depuración en los casos de fuerte polución, una excelente vitalidad de los mariscos tratados y la carencia absoluta de efectos nocivos sobre el plancton marino.


Otros resultados del tratamiento con Ozono son:


· La merluza mantiene más brillo, agallas rojas y dureza al tacto.

· El lirio (como el bacalao, pero más pequeño) es más gustoso, ya que no altera el sabor.

· El congrio almacenado en cámara frigorífica ozonizada, aguanta hasta 15 días como recién capturado.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo